Qué es una estufa de bioetanol

Una estufa de bioetanol es una estufa que utiliza como combustible el etanol o bioetanol. El bioetanol es un combustible de origen vegetal, elaborado a partir de caña de azúcar, por lo que es un combustible limpio y respetuoso con el medio ambiente.

Estufa de bioetanol

Qué es una chimenea de bioetanol o biochimena

Una chimenea de bioetanol es una chimenea que utiliza como combustible el etanol o bioetanol. No necesita una instalación compleja ni salida de humos o sistema de ventilación. El bioetanol es considerado como energía renovable y ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Chimenea de bioetanol

¿Cuál es la diferencia entre estufa de bioetanol y chimenea de bioetanol?

Técnicamente, una estufa de bioetanol, una chimenea de bioetanol y una biochimenea son exactamente lo mismo. Se tiende a usar el término estufa de bioetanol para aquellas que tienen una base para apoyarse, bien sea en el suelo, sobre una mesa, etc. El término chimenea de bioetanol y biochimenea se suele utilizar para aquellas que van colgadas o encastradas en la pared.

Chimenea de bioetanol
Estufa de bioetanol de suelo
Estufa de bioetanol de sobremesa

¿Cuánto calientan las estufas y chimeneas de bioetanol?

Una de las preguntas más frecuentes que se hace una persona antes de comprar una estufa o una chimenea de bioetanol es si calienta y, en caso afirmativo, cuánto calientan este tipo de chiemenas.

Vamos por partes. En primer lugar hay que decir que las estufas y chimeneas de bioetanol sí calientan. Tenemos un aparato con fuego real en el interior, por tanto va a generar calor.

La segunda pregunta, la de cuánto calientan las chimeneas de bioetanol, es más difícil de responder. Dependerá de la potencia nominal o potencia equivalente que tenga la chimenea. Esta potencia va a depender principalmente del número de quemadores y del tamaño que tenga el quemador. También es importante consultar el dato de potencia real de la estufa ya que en muchas ocasiones nos encontraremos publicados datos de potencia que estarán por encima de la potencia real de la estufa.

Conociendo la potencia, como regla general, podemos aplicar esta fórmula:

Volumen calefactable (metros cúbicos) = Potencia (KW) / 0,04 

Para calcular la superficie en metros cuadrados que es el dato de la estancia que solemos conocer basta con dividir ese resultado por la altura de nuestra habitación (suele estar entre 2,3 y 2,5 metros).

Pero vamos a analizar los diferentes tipos de estufas y chimeneas de bioetanol por separado.

Cuánto calientan las estufas de bioetanol de sobremesa

Las estufas de bioetanol de sobremesa suelen tener quemadores de hasta 1 litro de capacidad, capaces de generar una potencia máxima de 1KW.  Por tanto, si aplicamos la fórmula anterior, una estufa de bioetanol de sobremesa será capaz de calentar un máximo de 25 metros cúbicos (aproximadamente 10 metros cuadrados).

Las estufas de bioetanol de sobremesa que tienen menos de 1KW de potencia no se consideran fuentes de calor, sino que se utilizan como decoración y para proporcionar una sensación agradable en un entorno muy cercano a la colocación de dicha estufa.

Cuánto calientan las estufas de bioetanol de suelo

Las potencia de las estufas de bioetanol de suelo varía mucho. Partiendo de 2 KW (las más económicas que tienen quemadores de 1,5 litros aproximadamente) hasta los 5 KW (estufas con varios quemadores o con un único quemador de más de 3L de capacidad).

Con las más básicas podremos calentar en torno a 50 metros cúbicos (unos 20 metros cuadrados), mientras que con las más potentes podremos llegar a calentar habitaciones de 125 metros cúbicos (unos 50 metros cuadrados).

Cuánto calientan las chimeneas de bioetanol de pared

Al igual que ocurría con los modelos de suelo, las chimeneas de bioetanol de pared parten de potencias de 2KW y pueden llegar a 6-8 KW. 

Las más básicas tienen un quemador de 1,2-1,5 litros y permiten calentar unos 50 metros cúbicos. Si nos vamos a modelos más grandes y más pensados para calentar, nos encontraremos 3 quemadores o un único quemador más ancho y de una capacidad de 3-4 litros. Con estos modelos podremos calentar hasta 140 metros cúbicos (unos 56 metros cuadrados).

¿Cuánto consumen las chimeneas estufas de bioetanol?

El consumo de las estufas y chimeneas de bioetanol varía en función de la potencia y del tamaño del quemador. Los modelos de sobremesa con quemadores pequeños tienen consumos muy bajos (sobre 0,2 litros de bioetanol a la hora). Si nos vamos a chimeneas con quemadores de 4 litros con potencias de 4-5 KW el consumo se elevaría hasta los 0,8-0,9 litros a la hora.

Las estufas y chimeneas de más calidad llevan fibra de vidrio en el interior de los quemadores, que permite reducir el consumo. Una de las diferencias de los modelos de chimeneas de bioetanol con potencias de 4-5 KW y gama alta con respecto a otros de esa misma potencia pero gama media-baja es precisamente la calidad del quemador y el consumo del mismo.

Otro aspecto que influye de forma determinante en el consumo de bioetanol de estufas y chimeneas es la calidad del combustible usado. En el mercado hay marcas de bioetanol muy baratas, pero cuyo rendimiento es muy bajo y el consumo es elevado. Es importante encontrar una marca de bioetanol de calidad y que nos genere confianza y a partir de ahí, salvo que sea estrictamente necesario, consumir siempre la misma marca de combustible.

Dónde comprar una chimenea de bioetanol

Aunque las chimeneas de bieotanol son productos bastante demandados y cada vez más frecuentes en los hogares, para comprar una chimenea de bioetanol se debe recurrir a una tienda especializada en este tipo de productos ya que serán capaces de ofrecer asesoramiento y resolver cualquier tipo de duda que pueda existir sobre el producto.

Hemos visto chimeneas de bioetanol en grandes superficies y tiendas dedicadas a bircolaje y construcción como por ejemplo Leroy Merlín o Bricor. Sin embargo, hay dos cuestiones a tener en cuenta sobre este tipo de tiendas. Uno es que no son especialistas en estos productos (en general no son especialistas en nada) y tienen una gama bastante reducida. El segundo aspecto a tener en cuenta es el precio, suele ser más alto que en tiendas especializadas.

La mayor gama de estufas y chimeneas de bioetanol la hemos encontrado en El Club del Fuego, tienda especialista en la venta de estufas y chimeneas de diferentes combustibles, pero que tienen las estufas y chimeneas de bioetanol como producto principal. La gama de productos es inmensa y quizás lo que más nos va a costar es elegir la chimenea que más nos gusta. Disponen de productos muy baratos y también otros de mayor calidad, mayor potencia y por tanto un precio superior.

Ventajas e inconvenientes de las chimeneas de bioetanol

Ahora que ya conocemos los tipos de biochimeneas, podemos hablar de sus ventajas e inconvenientes.

Qué ventajas tienen las estufas y chimeneas de bioetanol

Fácil instalación. Tanto las chimeneas de sobremesa como las de suelo pueden colocarse directamente en el lugar elegido. Las de pared pueden colgarse como si fueran un cuadro o empotrarse en la pared (en este caso sería el único que necesitaríamos algo de obra). En común tienen que no necesitan salidas de humos ni conexión eléctrica (salvo las chimeneas automáticas). 

Seguridad. La combustión no produce humos ni olores (si se utiliza un bioetanol de calidad). Solo se desprende vapor de agua.

Limpieza y ahorro de espacio. No tenemos que guardar leña o pellet, por lo que ahorramos espacio (las garrafas de bioetanol ocupan muy poco y se pueden conseguir de un día para otro sin necesidad de almacenar grandes cantidades). Además no producen cenizas (el quemador queda limpio al finalizar la combustión y solo habrá que dejarlo enfriar un poco para volver a encenderla).

Estética. Los modelos de chimeneas de bioetanol son muy vistosos y nos servirán como elemento decorativo para la estancia en la que la coloquemos.

Qué inconvenientes tienen las estufas de bioetanol

El principal inconveniente de las chimeneas de bioetanol es que tienen un poder calorífico menor que las chimeneas de leña, pellet o gas. No se recomienda usar una de estas chimeneas como fuente de calor principal en zonas frías.

Cerrar menú